Reseña de Investigación y respuestas socioeducativas del profesorado en el siglo XXI

Reseña de Investigación y respuestas socioeducativas del profesorado en el siglo XXI

Aquí reproducimos la reseña aparecida entre los nums. 441 a 450 de la revista Libros y Nombres de CLM sobre el libro Investigación y respuestas socioeducativas del profesorado en el siglo XXI

Esta obra, coordinada por la doctora Palomares, presidenta de la Asociación Europea “Leadership and Quality of Education” e Investigadora Principal del Grupo EDUCALIDAD, se ha publicado en una importante editorial de Educación de España (Síntesis).

Se inicia con el prólogo del Dr. FEDERICO MAYOR ZARAGOZA (Ha sido, entre otros cargos y reconocimientos: Ministro de Educación y Ciencia, Director General de la UNESCO, Rector de la Universidad de Granada, etc.; actualmente es Presidente de la Fundación Cultura de Paz) en el que subraya la necesidad de Educar para la tolerancia, la paz, el respeto y pleno ejercicio de los derechos humanos. Por ello, la educación para todos y durante toda la vida es el mejor camino para promover las transformaciones requeridas y constituye, sin duda, la mejor inversión a largo plazo.
Paz, desarrollo y democracia forman un triángulo interactivo y se exigen mutuamente. Es indispensable, por tanto, promover una democracia participativa, el funcionamiento rápido y eficaz de las instancias judiciales, un nivel sanitario adecuado, y el acceso sin cortapisas a los conocimientos y a su aplicación tecnológica. Igualmente, resulta imprescindible un plan global de desarrollo endógeno local, basado en estudios prospectivos para la prevención a largo plazo, consiguiendo un efecto movilizador extraordinario y constituiría el cauce apropiado para alcanzar los objetivos señalados.

Progenitores, educadores, sociedad civil y administraciones deben actuar en perfecta conjunción de cometidos para conseguir el objetivo supremo de una educación que libera, incluye, fortalece y capacita para participar activamente en la construcción de un mundo mejor. Los educadores están adecuadamente formados y son eficaces en su inmensa mayoría; por ello, merecen general reconocimiento. Sin embargo, la participación de los padres y madres debe, en cambio, mejorarse rápidamente. Las maestras y los maestros son los alfareros de la nueva “faz humana” que, unidas las voces y las manos, transitará desde una cultura de imposición y violencia a una cultura de conversación, conciliación y paz.


Las enseñanzas técnicas y lingüísticas son muy importantes y su pedagogía adecuada reviste, sin duda, interés. Además, lo esencial es generar actitudes y comportamientos inspirados en los valores y principios universales que con tanta precisión establece la Constitución de la UNESCO: justicia, libertad, igualdad y solidaridad. “Solidaridad intelectual y moral de la humanidad”, añade este significativo y relevante texto.


Para una ciudadanía global, es necesario tiempo para pensar, para elaborar las propias respuestas y “dirigir con sentido la propia vida”. Por otra parte, la enseñanza, desde la que se considera y conduce gran parte del proceso educativo, debe evaluarse en términos de aprendizaje real. Razonadamente, en el siglo XXI, debemos “aprender a conocer y a hacer”. Pero, sobre todo, aprender a ser, a vivir juntos, aprender a aprender, aprender a emprender, atreverse a saber y saber atreverse. En efecto, el tiempo del silencio ha concluido, precisando una activa participación y con voz propia en todo lo que afecta a las personas y, especialmente, en la defensa de los derechos humanos.
Como se define en el artículo primero de la Constitución de la UNESCO, la educación significa ser “libres y responsables”. Personas que actúan en virtud de sus propias reflexiones y no al dictado de nadie; que son conscientes de sus derechos y de sus deberes; que aplican plenamente a escala personal, local, regional y mundial los “principios democráticos”. Por ello, es el único contexto en el que pueden ejercerse sin cortapisas los derechos humanos.
Motivadamente, es apremiante formar personas “libres y responsables” para que no se mantengan sumisos y dependientes. No se debe olvidar que, un elevado porcentaje de ciudadanos, ya disponen de tecnologías que les permiten levantar la voz y hacerse oír.

Como subraya la coordinadora del libro en la Introducción, su contenido fomenta el aprendizaje cívico “que conlleve la participación del alumnado y de los docentes en proyectos que atiendan problemáticas globales de naturaleza social, política, económica o ambiental”. Igualmente, destaca que nos encontramos inmersos en un mundo con crecientes manifestaciones de intolerancia, violencia, discriminación e injusticia social. Por ello, resulta preciso que los sistemas educativos formen estudiantes con valores, conocimientos y habilidades que inspiren el respeto por los Derechos Humanos. En este sentido, la Asamblea General de las Naciones Unidas (2015), con la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, forja un reto para los centros docentes y los diversos agentes sociales, provocando una llamada universal para la adopción de medidas que pongan fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad, sin discriminaciones por razón de sexo, capacidad, lugar de procedencia, religión, etc. En consecuencia, el objetivo principal de la Educación para la Ciudadanía Mundial (ECM) es conseguir el respeto por todos y todas, construyendo un sentido de pertenencia a una humanidad común y ayudar al alumnado a convertirse en ciudadanos globales activos y responsables. Como plantea la UNESCO, y también lo confirma la Unión Europea (UE), los ciudadanos que adquieren habitualmente nuevos conocimientos, competencias y actitudes en una amplia gama de contextos inclusivos y sin discriminaciones, están mejor equipados para adaptarse a los cambios en sus entornos e implicarse en la construcción de una Escuela y una Sociedad más justas e inclusivas.


Razonadamente, el sistema educativo debe proporcionar el entendimiento, las habilidades y los valores que las personas precisan para cooperar en la resolución de los retos interconectados del siglo XXI, incluyendo el cambio climático, los conflictos, la pobreza, la violencia, la hambruna, los problemas de equidad y sostenibilidad. Con esta finalidad, se ha realizado el libro: «Investigación y respuestas socioeducativos del profesorado en el Siglo XXI», que está conformado por 19 Capítulos con temas que exigen una respuesta socioeducativa por parte del profesorado y que no suelen ser abordados habitualmente. En este sentido, se destaca, el CAPÍTULO I: El movimiento educativo frente al cambio climático. Educando para la promoción de la corresponsabilidad, el compromiso, el desarrollo sostenible y la inclusión. CAPÍTULO II: Alumnado con altas capacidades y bajo rendimiento académico. Algunos factores asociados. CAPÍTULO III: Inclusión educativa y altas capacidades intelectuales. CAPÍTULO IV: Diferencias de género en el rendimiento académico y el manejo de las tecnologías para el empoderamiento y la participación. CAPÍTULO V: La importancia de la alfabetización informacional y digital en los centros educativos. CAPITULO VI: El cáncer se cura. Invertir en investigación es vida y futuro. CAPITULO VII: Cómo afrontar un proceso de enfermedad grave con niños. CAPÍTULO VIII: Enfermedades raras que precisan respuesta social y educativa. CAPITULO IX: Génesis y evolución del proyecto de Comunidades de Aprendizaje en Castilla-La Mancha. CAPÍTULO X: La inclusión educativa como respuesta renovada a la diversidad. Modalidades y medidas de actuación. CAPÍTULO XI: Discapacidad e inclusión en la Universidad. La mirada del profesorado. CAPÍTULO XII: Propuestas de actividades prácticas para una escuela inclusiva. CAPÍTULO XIII: La buena educación a través del cine. CAPÍTULO XIV: Desarrollo de la inteligencia emocional en alumnado de educación especial. CAPÍTULO XV. Neuroeducación y neurodiversidad. CAPÍTULO XVI. Inclusión educativa del alumnado con deficiencia visual. CAPÍTULO XVII: Intervención en las dificultades del habla y del lenguaje. CAPÍTULO XVIII: Dificultades de aprendizaje: dislexia y TIC. CAPÍTULO XIX: Cyberbullying: un fenómeno real a través del mundo virtual que exige respuesta social y educativa.


En la obra participan 30 investigadores y docentes de varias Universidades españolas y se ha podido realizar gracias al apoyo del Grupo de Investigación «La adquisición de competencias en la formación docente para mejorar la calidad de la Educación» (EDUCALIDAD) de la UCLM, y al Proyecto I+D+i: Incidencia del emprendimiento docente en el éxito de una escuela inclusiva de calidad en Castilla-La Mancha. Altas capacidades intelectuales y emprendimiento femenino. Efectos positivos sobre la promoción social, cultural, laboral, económica y educativa (EDACEF). Sin duda, nos encontramos ante un libro comprometido con un mundo mejor que aborda temas de interés en la sociedad actual y que puede ser de gran utilidad para docentes y alumnado de Grado, Máster y Doctorado.

Compartir
A %d blogueros les gusta esto: