Presentación de «Terrorismo: causas, efectos y tendencias» en la Biblioteca Pública del Estado Adolfo Suárez de Ceuta

Presentación de «Terrorismo: causas, efectos y tendencias» en la Biblioteca Pública del Estado Adolfo Suárez de Ceuta

Con motivo de la presentación del libro Terrorismo: causas, efectos y tendencias, que se llevara a cabo esta tarde en la Biblioteca Pública del Estado Adolfo Suárez de Ceuta; el diario El faro de Ceuta entrevista a uno de sus autores, Luis de la Corte Ibáñez, ceutí y profesor de Psicología Social en la Universidad Autónoma de Madrid y Director de Estudios Estratégicos e Inteligencia del Centro de investigación en Ciencias Forenses y de la Seguridad de la misma universidad.

Os dejamos a continuación la entrevista completa, así como su intervención en Faro TV Ceuta.

Luis de la Corte Ibáñez es un ceutí experto en terrorismo y profesor universitario. La tarde de este martes, a las 19:30 horas, presentará en la Biblioteca Pública del Estado Adolfo Suárez de Ceuta su último libro, escrito de forma conjunta con Óscar Jaime Jiménez.

Hoy trae a Ceuta ‘Terrorismo: causas, efecto y tendencias’. ¿Qué van a encontrar los lectores en sus páginas?

Lo que van a encontrar es una descripción y una explicación amplia de un fenómeno muy complejo y que ha tenido un impacto inmenso en España, en Europa y en el mundo en las últimas décadas en forma de violencia y desestabilización.

¿Cuánto tiempo de trabajo les ha llevado preparar esta obra?

Es difícil calcular. Esta obra la firmo con un compañero universitario y ambos llevamos muchos años investigando e impartiendo docencias sobre el terrorismo y sus dimensiones y este trabajo es el resultado de esa experiencia. Una experiencia larga. La redacción del libro ha llevado varios años.

¿Qué le llevó a interesarse por estos temas?

La incidencia que el terrorismo ha tenido en España durante mucho tiempo, a lo largo de todo el siglo XX, en distintas manifestaciones, y sobre todo a finales del siglo XX por el de ETA y posteriormente el de inspiración yihadista.

«En Ceuta empezaron a germinar pequeñas redes que se dedicaban a apoyar el terrorismo yihadista»

¿Cómo definiría el terrorismo? ¿Es una forma de violencia más?

No, es una forma de violencia muy peculiar con unas características muy distintivas. Creo que hay dos o tres fundamentales. La primera es que es una violencia que se dirige siempre contra personas indefensas porque tiene el propósito de atemorizar no solo a las personas que son atacadas, sino a quienes reciben las noticias de las propias acciones terroristas. Eso lleva una segunda característica que le distingue, es un tipo de violencia que trata de generar un impacto psicológico y social en una población, en una audiencia. Tercera característica: en la mayoría de los casos se pretende que tenga consecuencias políticas favorables a algún proyecto político de orientación extremista.

En Ceuta también ha habido operaciones policiales contra esa violencia. ¿Qué puede contarnos sobre el terrorismo en la ciudad?

Ceuta tuvo un atentado en 1975, que ya no se recuerda, cuya autoría nunca terminó de esclarecerse. Luego durante mucho tiempo el fenómeno terrorista no afectó a la ciudad de ninguna manera. Sin embargo, el auge del terrorismo yihadista acabó produciendo efectos en Ceuta, sobre todo en el sentido de que empezaron a germinar, ya con el cambio de siglo, algunas pequeñas redes que se han dedicado a radicalizar, a reclutar y a apoyar el terrorismo que se practica en otras partes del mundo y a enviar voluntarios a combatir en zonas de conflicto donde al menos uno de los contendientes tiene una orientación extremista y que utiliza el terrorismo como método.

«El terrorismo se ha vuelto más mortífero y cada acción ha ido orientada a provocar más víctimas»

¿Ha ido cambiando el terrorismo con el paso de los años?

Sí. El terrorismo ha adoptado muchas formas distintas. Se ha practicado en nombre de ideologías muy diferentes. Ha variado en el modus operandi empleado por los terroristas para perpetrar sus ataques. Han variado los lugares, países, regiones donde el terrorismo ha tenido una mayor incidencia. En unos momentos ha sido en unas partes del mundo y en otros en otras. También ha variado en términos de su letalidad, que ha ido creciendo. Cada vez, con el paso del tiempo, el terrorismo se ha vuelto más mortífero y cada acción terrorista ha ido orientada a provocar un número más elevado de víctimas.

¿Cómo cree que será el terrorismo del futuro?

Esa es una pregunta que intentamos responder, aunque sea de forma tentativa, en el último capítulo del libro, aunque es arriesgado, en cierta medida. Nosotros distinguimos entre el pronóstico que se puede hacer de corto plazo y el pronóstico que se puede hacer sobre el futuro del terrorismo a medio o largo plazo.

A corto plazo el terrorismo va a seguir asumiendo las formas que hoy mismo tienen. Es un terrorismo variado desde el punto de vista ideológico, aunque el terrorismo de inspiración yihadista sea el más frecuente y el más letal. Pero no es el único. Hay terrorismo de extrema derecha, hay terrorismo de extrema izquierda, hay todavía terrorismo nacionalista y otras formas de terrorismo que van a continuar en alguna medida.

El terrorismo siempre ha tratado de aprovechar todas las innovaciones tecnológicas que pudieran ser útiles para cometer actos violentos. Lo hizo en el pasado, lo está haciendo actualmente y lo va a seguir haciendo en el futuro, asique el terrorismo del futuro será tecnológicamente más sofisticado y más variado. Luego hay algunas preguntas para las cuales no hay unas respuestas definitivas relacionadas con aspectos más concretos del futuro del terrorismo.

Por ejemplo, ¿va a haber terrorismo a través de internet? Una cosa es que los terroristas utilicen internet para comunicarse o difundir su propaganda y otra que consigan cometer atentados letales actuando en el ciberespacio. Eso es posible pero todavía no se ha producido en sentido estricto un ciberatentado aunque sí ataques cibernéticos.

¿Van a poder armas de destrucción masiva? Desde hace años hay intenciones de hacerlo. Es bastante complicado que ocurra. Además no todas las armas de destrucción masiva son igualmente fáciles de obtener y utilizar. Es mucho más complicado utilizar un arma nuclear que un arma química o biológica. De hecho ya ha habido atentados con armas químicas y biológicas y probablemente en el futuro habrá más. ¿Y como se organizarán los grupos? ¿Serán estructuras jerárquicas o serán redes horizontales sin diferencias de liderazgos o de estatus entre los grupos? ¿Serán grupos grandes?¿Grupos pequeños? Ahí hay una serie de interrogantes que no tienen una respuesta definitiva aún sobre los cuales los expertos llevan años preguntándose y nosotros tratamos de mostrar ese debate y sus argumentos en el libro.

«El terrorismo siempre ha tratado de aprovechar todas las innovaciones tecnológicas»

¿Nos podría explicar cuáles son los motivos que pueden llevar a una persona a formar parte de un grupo terrorista?

La forma en que las personas se radicalizan tiene elementos comunes, pero en términos generales no hay dos procesos de radicalización iguales. Hay un componente ideológico, evidentemente hay un proceso de adhesión a una ideología extremista que propugna la violencia, el uso de la violencia con fines políticos o religiosos. Sabemos que también son muy importantes los vínculos personales, la transmisión de esa ideología se hace a través de la interacción social, ya sea la interacción directa cara a cara como en la interacción a través del ciberespacio, de internet, de la redes.

Hay algunas personas que llegan al terrorismo desde una trayectoria vital previa delictiva, es decir, que han cometido otro tipo de delitos no relacionados con el terrorismo y han acabado convirtiéndose en terroristas, pero tampoco ocurre eso con la mayoría. Hay muchas variantes en los procesos de radicalización y esa es una de las facetas que ha generado más esfuerzos de investigación pero cuyos resultados no son del todo concluyentes por esa variabilidad. Hay factores psicológicos, emocionales, ideológicos, sociales, y todos ellos interactúan pero en cada persona confluyen y convergen de forma distinta.

«En España se ha realizado un trabajo excelente en la lucha antiterrorista en las últimas décadas»

¿Considera que España realiza un buen trabajo en la lucha contra el terrorismo?

En España se ha realizado no un buen trabajo, sino un trabajo excelente en la lucha antiterrorista en las últimas décadas. No hemos tenido más remedio que aprender. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los Servicios de Inteligencia, también las Fuerzas Armadas que han operado en escenarios el exterior donde había que hacer frente a un fenómeno terrorista, no han tenido más remedio que aprender. Es verdad que hemos aprendido a base de mucho dolor, de las tragedias que ha generado el terrorismo, pero desde hace ya bastantes años los servicios policiales y de inteligencias españolas en la materia del terrorismo son mundialmente reconocidos por su eficacia.

Compartir
A %d blogueros les gusta esto: